La fiebre de la Mundial ya llegó!, no habrá una casa en la que el padres, niños y abuelos no hablen de lo que pasó en el día con el futbol.

Disfrutar de la alegría de la fiesta del futbol mundial vale la pena, aunque no te guste el futbol, se puede disfrutar de esos momentos en donde todos se unen ya que de algún modo el mundial genera un sentido de pertenencia, una distracción donde volcar la energía contenida, y como una manera de romper con la rutina y lo cotidiano.

¡Demetria te espera para compartir la alegría en nuestro restaurante!

mundial brasil 2014